¡Síguenos en nuestras redes sociales!



Quiero que reciban el amor que merecen

Denise Lizeht Barahona Martínez

Denise es una joven de 20 años que reside en Villanueva, es una persona que nos enseña que nunca es muy temprano ni muy tarde para cumplir nuestras metas. A su temprana edad, trabaja, estudia y maneja su propio negocio. 

No obstante, ha sido un camino largo y difícil. Denisse viene de una familia desintegrada, comenta que no fue nada fácil crecer sin sus 2 padres, producto de la emigración de ellos hacia los Estados Unidos. Se crio con su abuela, sus hermanas mayores y con tíos que velaron en ciertas temporadas por su bienestar, pero ese amor paternal, nunca lo tuvo. ‘’Yo valoro mucho lo que tengo alrededor. Igual, cuando tenga mi familia e hijos, no quiero que pasen lo mismo que yo. Quiero que reciban el amor que merecen.’’


Asegura siempre haber sido diferente, cualidades que le hicieron ganar varios enemigos pero que no la desanimaron a seguir adelante. Siempre resaltó por ser diferente, en querer superarse, en aprender más y tener un mejor futuro que las personas que le rodeaban en esa época de su vida siendo adolescente. 

Deliz Cake, siendo este el nombre de su negocio de pasteles, nace desde que está en el colegio, luego de un proyecto de elaborar una Microempresa en conjunto con una amiga. Desde allí, Denise vio la oportunidad de generar ingresos. Actualmente, Deliz Cake elabora semanalmente aproximadamente 35 pasteles (tres leches) que son distribuidos en bodegas, joyerías, tiendas de ropa y puestos de frutas. 


‘’Me gusta ser independiente, ganar mi propio dinero.’’ Sin embargo, tal independencia se debe a las situaciones familiares que le han obligado a progresar por cuenta propia. Hoy en día, vive con su actual pareja luego de haber abandonado el hogar debido a problemas familiares. ‘’La familia de mi pareja me ha apoyado desde el inicio y por eso estoy muy agradecida.’’

Denise se enteró de World Vision y Jóvenes Súper Pilas gracias a la Orientadora del colegio donde estudiaba, Perla del Ulúa. ‘’Ella me comentó la oportunidad y me animó a invertir en algo que me sacaría adelante.’’ La joven comenzó la Metodología del Proyecto en el 2018 y después logró ser parte de un Curso de Barismo, que más tarde le permitió encontrar un empleo. World Vision, a través de Youth Ready le apoya con capital semilla para impulsar su negocio. 


‘’Luego del curso de Barista, recuerdo haber investigado de la empresa que me quería contratar. Durante la entrevista manejé bien el tema y eso me ayudó a sobresalir, ese fue mi valor agregado. Aprendí a elaborar bien mi Curriculum y todo esto fue gracias a las capacitaciones que me dieron en World Vision.’’


‘’En la Metodología aprendí a tener carácter de emprendedora, quitarme la pena, desarrollar bien una idea y a ser persistente con lo que me propongo. Siempre recuerdo que enfatizaron en la actitud, debemos buscar soluciones, tener Plan A, B y C.’’ Denisse se define a sí misma como paciente, positiva y entusiasta y le atribuye a World Vision gran parte de esto pues ‘’la organización me ha apoyado muchísimo.’’ 

Hoy en día, la joven trabaja para la empresa nacional Espresso Americano. Asimismo, tiene su propio negocio de pasteles (Deliz Cake) y estudia los fines de semana Administración de Empresas en la Universidad Autónoma. 

Ella es un orgullo para el proyecto al cumplir los 3 pilares que definen a Jóvenes Súper Pilas, que son: emprendimiento, retorno a la educación y empleo.

Compartir en:


Si desa realizar una donación haz clic aquí



© 2018 WorldVision Honduras