¡Síguenos en nuestras redes sociales!



Previniendo Discapacidades en Adolescentes

Mi nombre es Katherine (13) y soy mediadora del Programa PreNatal. Vivo con mi madre Daisy y mi padre en una comunidad pobre del Municipio de Copan Ruinas, en el occidente de Honduras. Hice hasta el noveno grado. Estaba en cuarto grado de primaria y recuerdo que le pregunte a mi madre porqué ella era voluntaria de salud. Me dijo que al principio lo hizo “por si aprendía algo”, pero que luego su conocimiento aumentó y empezó a ver las necesidades de salud en el pueblo.

Lo mismo me pasa a mí. Sin capacitación es difícil captar lo que sucede en nuestro entorno. Mi vida ha cambiado.

Junto a mi madre y otras voluntarias de la comunidad aprendí a hacer Guías Alimentarias. Un componente de salud de World Vision y la Secretaria de Salud para promover el consumo de alimentos sanos, variados, con productos producidos en la comunidad. Hemos ayudado a corregir hábitos alimentarios inadecuados para combatir la desnutrición, que en el municipio de Copan Ruinas es de aproximadamente el 55%

Y como sucede en casi todo el país, los embarazos en muchachas de 13 a 19 años son muy comunes en mi comunidad. Aquí somos demasiado pobres para tener hijos a temprana edad. Me duele saber al día siguiente que mi amiga más querida tiene un embarazo no deseado porque no tuvo la informacion correcta y no tomo la debida precaución.

Por eso es que soy mediadora del Programa PreNatal que promueven World Vision y la Fundación de Waal. Como mediadora coordino acciones de efecto multiplicador entre las mujeres de mi comunidad, también damos charlas en la escuela, iglesias y otras organizaciones de base.

El objetivo es construir una cultura de prevención de discapacidades en los niños y niñas por nacer, porque el cuerpo de una chica menor de edad no está diseñado aun para tener bebes. Estamos generando cambios responsables y saludables en el comportamiento y la conducta de la mujer, la familia y la comunidad.

Al inicio me costó un poco hablarles a las madres, imagínense a una muchacha de 13 años! Pero World Vision nos da las herramientas, así que inicio mis charlas hablándoles acerca de crianza con ternura, el ejercicio del amor desde la cuna, ¡y las atrapo!

Con World Vision he aprendido que debemos trabajar por los más vulnerables de la comunidad, y que estos son las niñas y los niños.

NOTA: Según el último estándar de discapacidad a nivel nacional incorporado en la XXVI Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Múltiples (EPHPM) del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), 177,516 personas sufren discapacidad, representando el 56% para hombres y un 44% para mujeres.

Fundación de Waal y World Vision Honduras trabajan de forma permanente en la ejecución de acciones orientadas a promover y construir una cultura de prevención de discapacidades en los bebes por nacer, desarrollando compromisos conjuntos y procesos orientados a fortalecer  los valores que sustentan la misión de las dos organizaciones.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  aproximadamente un 10% de la población hondureña vive con una discapacidad, lo que significa que más de 800 mil hondureños conviven con esta situación. Si no hacemos nada en prevención de discapacidades, en los próximos años tendremos una cantidad impresionante de personas con discapacidad.


 

“Muchas cosas han cambiado en nuestras vidas, por ejemplo, esta era nuestra vivienda”.



Las charlas se imparten en las escuelas, a jóvenes, y a madres. Las charlas incluyen temas sobre deterioro físico, intelectual, psiquiátrico o sensorial (prevención primaria) o discapacidad o limitación funcional permanente (prevención secundaria).


Kelvin (17) es también mediador capacitado por World Vision y la Fundación De Waal. Junto a Katherine, toma en cuenta aspectos culturales y religiosos de la población, de modo que no actúen como barreras para la adopción de buenas prácticas en sus vidas.




Compartir en:


Si desa realizar una donación haz clic aquí



© 2018 WorldVision Honduras